No te pierdas HOME OF THE WIND, el inminente documental sobre los 20 años de historia de Moonsorrow, basado en esta biografía. ¡Únete a la campaña de crowdfunding en mayo!

jueves, 17 de junio de 2010

Capítulo 4.2


Durante los meses siguientes a la edición de Kivenkantaja (recuérdese que vamos por el año 2003) dieron varios conciertos, incluyendo el festival de Tuska en Helsinki el 11 de julio, y grabaron un nuevo videoclip, esta vez para una versión reducida (cinco minutos en lugar de diez, aproximadamente) de “Jumalten kaupunki”. En una entrevista de diciembre de 2002, Henri no parecía muy entusiasmado por la idea de hacer un vídeo: “Estaría bien, pero nuestras canciones no son precisamente cortas, y sería frustrante editarlas para dejarlas en unos 4-5 minutos, porque de ese modo pierden su significado musical, en mi opinión. Si de todos modos alguna vez hacemos uno, tendrá que tener una realización profesional y buen aspecto. Este tipo de banda tiene todos los elementos para hacer una chapuza de vídeo, ya que hay una línea muy delgada entre «pomposo y dramático» y «patético y risible». Si pudiera elegir, no

Otoño en Finlandia
sería una «historia» sino más bien una escena, o «suma» de historia más la canción. Y por supuesto incluiría bosques, castillos, caballos, espadas, batallas, fuego, y cosas como esas; nada de guitarras y demás. Ahora imagina lo fácil que sería convertir una idea buena y superpomposa en el montón de mierda más patético del mundo a lo Grave Digger o Rhapsody”. Pero al final lo hicieron, y de la manera que Henri quería: con guerreros y espadas. Mitja estudió Imagen y Sonido y había trabajado en un estudio de televisión; ese mismo estudio fue el que utilizaron para grabar este vídeo, y el director fue el propio Mitja. “Tuvimos ese estudio gratis durante un fin de semana porque Mitja había estudiado y trabajado allí anteriormente. Así que llamó a algunos de sus colegas para ayudarnos en la producción; nosotros preparamos el escenario y grabamos las escenas con dos cámaras caras. Además teníamos a los chavales esos locos por los vikingos y las batallas medievales representando luchas con espadas”, cuenta Marko. Esos chavales que menciona son de una asociación que se dedica a eso, a representar movidas medievales y de la Edad de Hierro, algunos de los cuales son antiguos amigos de

Tuska 2003
Henri. El videoclip les quedó decente, pero posteriormente dijeron que no piensan hacer más, nunca. “Nos concentramos en hacer el ridículo de otras maneras. No necesitamos hacer vídeos para eso”, bromeaba Ville, en la misma entrevista en que Mitja comentaba: “Se suponía que iba a empezar con las palabras «Now, this is Spinal Tap!», pero Henri no estuvo de acuerdo”.

El 6 de septiembre de 2003 anunciaron que habían firmado un nuevo contrato con Spikefarm para otros dos discos. Lo primero que hicieron fue ponerse enseguida a preparar la reedición del Suden uni, ya que por fin habían conseguido que Plasmatica le cediera los derechos a Spikefarm. Ese otoño se lo mandaron a Mika Jussila para que lo remasterizara (más bien para que lo masterizara por primera vez; vid. capítulo 2.1), le diseñaron un libreto totalmente nuevo con la portada diferente (bastante más fea, en mi opinión; el dibujo es de Niklas Sundin, guitarrista de Dark Tranquillity y diseñador gráfico profesional) y traducciones de las letras, se hicieron unas foticos promocionales nuevas, recopilaron sus dos videoclips y cuatro canciones en directo de su actuación de Tuska 2003 en un DVD y el 8 de diciembre lo pusieron a la venta. Vi alguna crítica en la que el redactor se quejaba de que se reeditara un disco que tenía sólo dos años; obviamente, el que dijo eso no conocía la historieta de los problemas con Plasmatica. La verdad es que la mejora en la producción de las canciones es notable. Del festival de Tuska, las cuatro canciones incluidas son todas las que tocaron

El sueño de un lobo según Niklas Sundin
menos una; la que falta es “Raunioilla”, cuya calidad de sonido no consideraron suficiente para publicarla. (De todos modos, esa canción en concreto salió en un reportaje sobre el festival, emitido por el canal finlandés YLE; si alguno de vosotros tiene una versión en calidad decente de ese material, ¡que haga el favor de ponerse en contacto conmigo!) Además, al CD le añadieron una canción extra: “Tulkaapa äijät!”, grabada durante las sesiones del Kivenkantaja y que cuenta con la colaboración de los hermanos Lejon y los de Thyrane. Se trata de una melodía popular fiestera, en plan Korpiklaani, recuperada por el dúo sueco Nordman bajo el título de “Kom un gubbar”; Ville tradujo la letra de esa versión al finlandés y está interpretada de manera totalmente desenfadada. No deja de ser curioso, porque la letra habla de un funeral y está puesta en boca del muerto; al parecer, antiguamente los funerales por aquellas latitudes eran tremendos fiestorros. Huelga decir que las dos ediciones de Plasmatica se convirtieron entonces en rarezas.



Tulkaapa äijät!

Capítulo 4.1 - Índice - Capítulo 5.1

jueves, 10 de junio de 2010

Capítulo 4.1




Capítulo cuarto:
De celuloide y mucha melodía
(2003)


Había bastante expectación entre sus seguidores, pero prefirieron no colgar ninguna canción (ni trozo) en internet hasta que hubiera salido el álbum. El lanzamiento se demoró un poco por razones de agenda de la discográfica, pero finalmente, tres meses más tarde, concretamente el 10 de marzo de 2003, Kivenkantaja fue editado en toda Europa (creo que en todo el mundo, de hecho), terminando así el contrato por dos discos que tenían firmado con Spikefarm.

Portada del Kivenkantaja
A los seis días de su lanzamiento, y por primera vez en la historia de Moonsorrow, el disco estaba en las listas finlandesas, concretamente en la posición nº 16, para sorpresa de propios y ajenos. Ville describió el momento en que se enteraron como “uno de esos momentos «¿pero qué cojones…?»” (one of those “what the fuck” moments).

Respecto al disco, se trata del más melódico que hicieron jamás. Según cuenta Henri, en los meses previos a la composición de los temas escuchó mucha música clásica y bandas sonoras, y tomó muchos elementos de ese tipo de música. Sin dejar de sonar a Moonsorrow, las canciones en general tienen estructuras más complejas, duraciones cada vez más largas y un sonido, en conjunto, barroco, por así decir. Pomposo y adornado y altisonante y tal. Como siempre, Henri compuso la música de todas las canciones, en colaboración con Marko en algunos casos, y Ville las letras, que

Guerreros pacíficos
tampoco son como las de antes: si bien en los discos previos contaban historias y batallas, ablandándose progresivamente (desde el “vamos a decapitar cristianos” de las maquetas hasta el “destino del guerrero” de V&K), ahora son sobre todo poemas descriptivos y abstractos. Sin duda se trata del disco más melódico y tranquilocho de todos los que tienen. De todos modos, en la fotos promocionales seguían apareciendo con cotas de malla, escudos, espadas y antorchas.

La portada también tiene anécdota. Para hacer la runa, contactaron con una asociación que se dedica precisamente a eso: a dibujar runas en piedras. The Guild of the Runescratchers, se llama la asociación. A esta piedra en concreto la llamaron “Moonstone”. Cuando estuvo hecha, la llevaron en camión al bosque para sacarle la foto; pero pesaba tanto que no la pudieron mover a un lugar más adecuado. Quisieron transportarla en un carretillo y sólo consiguieron aplastarlo y reventar la rueda. Así que la foto está sacada a un par de metros del camión. “Todo el concepto de Kivenkantaja [acarreador de piedras, recordemos] trata sobre nosotros llevando esa piedra desde el bosque de Myrskylä hasta Helsinki”, bromeaba Marko. Después, esa piedra se llevó al patio trasero de las oficinas de Spinefarm, rota en dos cachos; varias renovaciones más tarde se rompió en cachos más pequeños, y tras la mudanza de las oficinas de Spinefarm a otro sitio, la Moonstone (o lo que queda de ella) se halla en paradero deconocido.

Buscando entrevistas de esta época, encontré una de Heart Of Steel/Metal Rules que resulta muy reveladora, puesto que anticipa montones de cosas. Cuando el entrevistador, a cuento de los trece minutos de “Raunioilla”, les pregunta si se autoimponen algún límite para la duración de las canciones, Ville responde: “No hay tope, las canciones simplemente van tomando forma. ¡Si un día tenemos una buena canción que dura 20

La Moonstone en preparación
minutos, la usaremos!”. Cuando menciona la evolución de Voimasta ja kunniasta a Kivenkantaja, y que los temas tienen cada vez atmósferas más épicas y melódicas, Marko, consciente de que continuar avanzando en la misma dirección podría ser un error, revela: “Sí, siempre está el problema de cómo mejorar los discos anteriores, aunque hasta ahora nos salió bien. Creo que el próximo álbum tendrá variaciones más dinámicas. […] Personalmente, me voy a concentrar en material más orientado a guitarras para el próximo álbum”. Finalmente, ante la pregunta de si harán un disco con una sola canción muy larga, Marko comenta que alguna vez se lo plantearon, pero no deja de parecerles muy arriesgado. “También puede que hagamos una rápida y fea tormenta de fuego. Ya veremos…”. Con estas declaraciones, se están anticipando un año, tres e incluso cinco, respectivamente, a sus siguientes proyectos. Hablaremos de todo esto en próximas páginas.



Tuulen tytär / Soturin tie

martes, 1 de junio de 2010

Marko



(2008)

Marko Tarvonen


También conocido como Baron Tarwonen, nació el 21 de marzo de 1978, lo que le hace el miembro de Moonsorrow más viejo, y a muy corta edad ya mostraba un creciente interés por la música que le llevó a empezar a tocar la batería a los siete años. En 1985 entró en el conservatorio de pop y jazz de Helsinki, en el que estudió durante algo más de diez años, hasta que decidió dejarlo y empezar a escribir su propia música. A principios de los 90 se puso a tocar también la guitarra, y aún hoy hace algunas partes de guitarra acústica en Moonsorrow. También le gusta cantar, y siempre que puede se encarga de los coros. Pero sin duda lo suyo es la batería, y es lo que toca en prácticamente todos los grupos y proyectos en los que participa. Su principal influencia es el rock progresivo de los 70, del que se declara gran amante: King Crimson, Genesis, Jethro Tull… incluso participó durante varios años en un grupo tributo a Pink Floyd. Estas influencias son evidentes en las canciones compuestas por él, que en general representan la faceta más calmada y progresiva de Moonsorrow. Como se mencionó anteriormente, Henri participó en la composición de todos y cada uno de los temas de Moonsorrow en mayor o menor medida, pero en algunos de ellos, la participación de Marko es predominante. La lista completa de temas en los que participó hasta ahora es la siguiente:

Sankaritarina;
Hiidenpelto;
Raunioilla;
Jumalten kaupunki;
Kivenkantaja (un riff);
Haaska;
Kaiku;
Tuleen ajettu maa;
Tulimyrsky;
Kuolleiden maa.

Marko posiblemente sea el miembro de Moonsorrow con más grupos paralelos en activo; actualmente es miembro oficial de Arthemesia, October Falls y Barren Earth por lo menos, y hace unos años sacó un disco con un proyecto de death metal clásico llamado Chaosbreed (aquí tocaba la guitarra, de la batería se encargaba Nalle Österman), que hoy por hoy ya está muerto, y dos con otro grupo extremo e industrial llamado The Wicked , en el que también estaba Henri. Antes de Moonsorrow, él y Markus tenían un grupo de black metal llamado Gorewinter; de hecho, conocieron a los primos cuando Meat Hook Productions los fichó. Durante un tiempo, Marko estuvo en ambos grupos a la vez, pero después de tres maquetas, Gorewinter pasó a un estado de inactividad del que nunca llegó a salir, hasta que fue definitivamente enterrado, en el año 2000 o 2001.



Gorewinter (h. 1999)


Sesiones del
Kivenkantaja
(2002)


Moscú
20·VIII·2005


Barren Earth - Our twilight (album version)
(letra y música por Marko)